ALBANIA.- La Albania ha sido un fuerte campo de la evangelización. En los últimos tres años, muchos refugiados han pasado por la región. Son personas provenientes de diversos lugares, como Asia, Siria, Afganistán, Pakistán, Irán y hasta países del norte de África. Los misioneros Henrique Davallo y Henriqueta Pechoto están empeñados en alcanzar esas vidas y están en la lucha por llevar ayuda y la Palabra de Dios para esas personas. Día tras día se esfuerzan por entregar agua, distribuir colchones, mantas, calzados. Pero, además, buscan siempre ofrecer el Evangelio. Una gran parte de estos refugiados son musulmanes y no conocen a Jesús. Las principales actividades se desarrollan en una frontera con Croacia, lugar donde pasan unos 4.500 refugiados al día. El misionero Henrique Davanso cuenta que no pueden ser atrapados distribuyendo cualquier material religioso y que por eso necesitan conocer a los refugiados para abordarlos. “Una experiencia legal que vivimos, fue cuando los refugiados llegaban al lugar donde había distribución de alimentos, desayuno, almuerzo y cena”, empezó. Estrategias “En ese lugar, no se permite la distribución de la Biblia.
Pero nosotros hacíamos mucha amistad con ellos. Entonces, después de que terminaba el turno de trabajo de la gente, íbamos a una plaza que estaba muy cerca y la mayoría de ese pueblo salía del campo de refugiados e iba también. En esa plaza, teníamos la oportunidad de entregar un Evangelio. Algunos lo tomaban y la gente preguntaba: ‘¿Ya conoces el Evangelio?’. Y ellos respondían: ‘No, no lo conozco’, explicó. El misionero explica que lo que ha distribuido es el libro de Marcos. Él dice el motivo: “Distribuimos el libro de Marcos, porque muestra los milagros de Jesús en el contexto oriental, que los refugiados entienden muy bien. Y cuando entregábamos el Evangelio, algunos lo tomaban, se lo ponían en el corazón, lo besaban, se lo ponían en la frente y algunos incluso lloraban, porque era la primera vez que estaban teniendo contacto con la Palabra de Dios”. El proyecto “Biblias para los Pueblos” está haciendo 10 años de actividad. En ese período, los misioneros que actúan por el programa ya distribuyeron más de 720 mil biblias a grupos no alcanzados. Ellos animan a los cristianos a donar al menos una Biblia para el programa hasta el 10 de diciembre, el segundo domingo del mes, que se celebra el Día de la Biblia.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *