En una escuela en Brasil, alrededor de 90 jóvenes se han salvado de una muerte trágica denominándolo como un “milagro” cuando estos levantaban oración pues el techo del recinto en donde se encontraban se desplomó sin explicación alguna. La Escuela Estadual de Educación Profesional Maria Angela da Silveira Borges ha sido el escenario de este suceso, pues se encontraba una célula hecha por estudiantes que estaban orando antes de que el lugar cerrar, “La gente ya iba a cerrar, pero nuestro equipo entró en la conclusión para poner una alabanza. Tenían personas que nunca fueron a la célula y entraron casi al final. Fue ahí donde vino el ocurrido”, relató Douglas Sousa, uno de los testigos del hecho. Según las personas que allí estaban cuentan que esta reunión en particular contaba con más gente de lo normal pues habían jóvenes que no acuden a la célula regularmente; estos estudiantes se sienten tan agradecidos con Dios por haberlos resguardado de esa manera, pues solo dos de ellos tuvieron heridas leves que fueron atendidas de inmediato.
“Nuestra intención es llevar el nombre del Señor a las escuelas, y hablar de que Dios cuida cada detalle en nuestras vidas. Yo estaba hablando de la actitud y que Dios cuidaba cada detalle en nuestras vidas”, explicó el estudiante. La Secretaria de Educación del municipio Fortaleza del país ha declarado que la escuela permanecerá cerrada hasta que se sepa con exactitud la causa de lo sucedido de parte de los ingenieros del Departamento de Arquitectura e Ingeniería que son los responsables de la construcción del estado.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *