«Dios está tocando a miles de personas y abriendo sus corazones al evangelio»,afirma Lazarus Yeghnazar, presidente del ministerio 222, el cual es una organización cristiana que trabaja con hablantes de persa en Irán. Yeghnazar dice que cada mes, más y más iraníes entregan sus vidas a Cristo; y que ahora tienen más de 1000 personas las cuales están siendo discipulados y preparadas para el bautismo. El único dato preocupante es la situación actual de persecución a los cristianos que hay en Irán, ya que este sigue aumentando; pero Lazarus pide que se ore por esto para que la situación cambie. Actualmente, hay muchos cristianos en Irán que se encuentran encarcelados; por lo cual Yegnahnazar cree que el occidente necesita crear un frente para así poder pedir la liberación de esos creyentes. «Yo animaría a cada oyente a orar por la sanación de la tierra, y también por sanar los ojos de los ayatolás: Como cristianos, perdonamos a quienes nos ofenden, nos torturan y nos matan, pero Dios puede tocar sus corazones cuando Dios toca los ojos de Paul. y la balanza cayó», concluyó.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *