Más de 200 creyentes se reunieron en True Jesus Church (Verdadera Iglesia de Jesús, en español), una iglesia cristiana ubicada en el condado de Shangcai, cuando unos 60 funcionarios irrumpieron en las instalaciones. Antes de dicha acción de las autoridades policíacas, estos cortaron el suministro de electricidad de la iglesia; algunos funcionarios treparon por la pared del patio del templo para romper la cerradura de la puerta para dejar entrar al resto del grupo. El director de la Oficina de Asuntos Religiosos, quien estaba a cargo de la redada, afirmó que la iglesia se encontraba involucrada en una «recaudación ilegal de fondos», por lo cual el lugar era un «edificio ilegal». Se le había ordenado a la persona encargada que abandonara la iglesia, ya que esta se convertiría en un hogar para ancianos; pero la congregación se negó a obedecer. Después de esa redada, la policía vigilaba y registraba los servicios de la iglesia desde su entrada.

La planificación para demoler la iglesia

Según informa Bitter Winter, el 26 de julio alrededor de las tres de la mañana, casi 1,000 personas de diversos departamentos del condado se reunieron en una escuela cercana; con la finalidad de prepararse para una operación en donde destruirían la iglesia a la fuerza. Información de las fuentes que estuvieron presentes en dicha reunión, se les había ordenado a los agentes de policía que sacaran a todos los que estaban dentro del templo sin importar el número de estos. Para evitar que se filtrara información acerca de lo ocurrido, a nadie dentro de la iglesia se les permitió tomar fotos o hacer llamadas telefónicas. Tan pronto como se dieron las ordenes, estas se ejecutaron. En el proceso de arrestar a los feligreses, dos ancianos de la congregación resultaron heridos. La policía se llevó un piano y cuatro unidades de aires acondicionados las cuales pertenecían a la iglesia. Luego de eso, ocho excavadoras llegaron al lugar para comenzar la demolición; se estima que el valor del templo era un aproximado de 10 millones de renminbis (alrededor de 1.4 millones de dólares). Después de tres días, el lugar había sido destruido por completo; todos los escombros que habían en el lugar fueron retirados rápidamente.  

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *