La doctora Abby Johnson quien era médico abortista confesó la verdadera razón que la hizo desistir de su empleo en Planned Parenthood. Johnson quien es reconocida por su historia en la película “Unplanned”, reveló mediante una entrevista en la cadena multimedia “Pure Flix” que la razón por la que abandonó su empleo fue porque vio a un bebé luchar por su vida contra los instrumentos abortivos. Su trabajo ahora es compartir experiencias con otros médicos abortistas que han dejado sus empleos al encontrar libertad de este oficio y conocer a Cristo; las entrevistas forman parte de la serie “Beautiful Lives” en Pure Flix. Durante la transmisión se ve como Johnson escaló rápidamente de nivel hasta lograr la dirección de una de las clínicas de la organización; «Era tan buena para justificar el pecado en ese momento de mi vida que podía justificar cualquier cosa», dijo. «Mi trabajo consistía en llevar el dinero al banco, después de un día entero de abortos. Salí con dos bolsas grandes, llenas, quiero decir, llenas de dinero», agrega. Allí cuenta como su trabajo se convirtió en algo productivo al costo de vidas inocentes, situación de la cual ella ahora goza de más claridad. «Había al menos $ 20,000 o $ 30,000 en esas bolsas. En realidad, no lo veía así en ese momento, pero ahora reconozco lo rentable que realmente fue. El aborto es realmente un negocio rentable, realmente enfocado en el dinero», explica. Su manejo de la clínica la llevó a la idea de la construcción de “la clínica abortiva más grande del hemisferio occidental”, detalle que ella comenzó a cuestionar. El detonante fue la propia participación de Abby en uno de los procedimientos; lo que allí pudo ver le cambió la vida y su manera de pensar de una manera muy radical. «Durante un aborto en un bebé de 13 semanas, lo vi luchar por su vida contra los instrumentos de aborto. Creí que los niños no nacidos no tenían desarrollo sensorial, no sentían nada», contó. «Cuando vi esto, me sorprendió, y luego me di cuenta de que me había convertido en una gran mentira y pensé: ‘¿Sobre qué más estamos mintiendo?'», agregó. Durante mucho tiempo sus propios colegas la creyeron “loca” por abandonar el puesto y todo lo que ello significaba; a su vez, Planned Parenthood intentó establecer una demanda para que no pudiera contar lo que evidenció, sin éxito. En la actualidad, Johnson lidera una organización evangelística que brinda asesoría y apoyo a todos los ex médicos abortistas para encontrar trabajo y una carrera; todo esto acompañado de la palabra de Dios. «Nuestro objetivo principal es llevarlos a una relación con Jesucristo. Muchos de estos trabajadores, principalmente mujeres, inventaron historias que querían compartir y de las que querían deshacerse», finalizó. https://www.facebook.com/watch/?v=3332550076865939

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *