Continuando con su campaña para acabar con el cristianismo, Corea del Norte sigue asesinando a cristianos y difamando la fe para que los ciudadanos no recurran a esta. Para nadie es un secreto que la dictadura de Corea del Norte no acepta en ninguna manera la religión, pues por años han tratado de erradicarla del país. Sin embargo, un nuevo informe de la Comisión de Libertad Religiosa Internacional de los Estados Unidos (USCIRF) describe cómo trabajadores del gobierno designados por Kim Jong-un, cometen atrocidades contra el cristianismo y esconden sus huellas para ocultar sus crímenes. El documento detalla los actos inhumanos cometidos por el régimen norcoreano «diseñados para eliminar todo rastro del cristianismo», asegurando que las autoridades de dicho país creen que la campaña para exterminar la fe ha sido «brutalmente eficaz». «Los acusados ​​de cristianismo a menudo se enfrentan a la ejecución o se ven obligados a vivir el resto de sus vidas en campos de prisioneros políticos», testificó Inje Hwang, investigador asociado a Korea Future Initiative, durante un seminario web organizado por USCIRF. Hwang se encargó de entrevistar a varios desertores de Corea del Norte, quienes contaron las experiencias vividas en el país bajo la ruda mano de sus gobernantes. Comentaron que los cristianos eran arrestados y agredidos por portar una Biblia, perseguidos por sus relaciones con Europa y Estados Unidos y que vivían temerosos, pues no podían practicar su fe o adorar pública y libremente ya que corrían el riesgo de ser fusilados. «Todos los cristianos que entrevistamos para este informe nos dijeron que no se atrevían a practicar su religión frente a otras personas», recordó Hwang. Un aspecto que causó indignación en muchos es que a los niños incluso se les enseña desde el colegio a dudar, sospechar, criticar y hasta odiar el cristianismo. «En las escuelas, a los niños pequeños se les enseña que los misioneros cristianos son espías de los países que buscan oportunidades para invadir Corea del Norte y se les muestran imágenes gráficas de misioneros chupando la sangre de los niños para mostrar cuán maliciosos son», dijo Suyeon Yoo, co-director de Korea Future Initiative. «Y son llevados a salas de exhibición estatales donde los seguidores religiosos se presentan como asesinos, espías y donde se exhiben Biblias como trofeos tomados de los enemigos del estado». Si bien Corea del Norte ha sido considerado como uno de los peores países para que los cristianos habiten, esto no ha detenido el crecimiento y multiplicación de los mismos. Al contrario, porque a pesar de vivir ocultos, los creyentes norcoreanos se las ingenian para compartir el evangelio, conseguir Biblias y hasta reunirse; algunos sin temor a lo que les pueda ocurrir. https://twitter.com/USCIRF/status/1428010988465528839?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1428010988465528839%7Ctwgr%5E%7Ctwcon%5Es1_c10&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.bibliatodo.com%2FNoticiasCristianas%2Flas-mentiras-que-corea-del-norte-dice-sobre-el-cristianismo-para-erradicarlo-asesinos-y-chupadores-de-sangre%2F

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *