Una conmovedora historia de fe sucedió en un centro abortivo, pues una enfermera rescató a una pequeña bebé que habría sobrevivido a un aborto justo cuando iba a ser usada como desecho médico. Melissa, el nombre de esa bebé hoy en día, era hija de una estudiante universitaria de 19 años que su madre obligó a abortar; tan sedada estaba que nunca se dio cuenta que la pequeña sobrevivió a tan terrible acto contra la creación de Dios. Una enfermera escuchó sus llantos débiles, movimientos leves y su dificultad para respirar, y fue cuando la halló yaciendo sobre el desperdicio médico del centro; rápidamente, ella llevó a una UCI a la pequeña de solo 1 kilo y 14 gramos. Allí ella contra todo pronóstico vivió y fue dada en adopción pero con 14 años descubrió el pasado que había logrado vencer, al cual ella le da crédito diciendo que fue la gracia de Dios la que la mantuvo con vida. “Alabo a Dios todos los días de mi vida por la vida que Él me permitió tener. Dios tenía un plan”, dijo sobre su forma de vivir. Luego de conocer la verdad, sanar su dolor con Dios y aceptar todo lo que vivió, hoy en día lleva una verdadera relación amorosa con su madre biológica, además de ser una activista pro vida. “Siempre la he amado, pero mi amor por ella se profundiza año tras año. Y no solo porque las circunstancias de su vida y la mía ahora son diferentes… sé la verdad sobre cómo fue obligada a abortar. Pero creo que cuanto mayor me hago, más aprendo a amar a las personas y a respetarlas por lo que son”, dijo sobre su madre. Con su libro “You Carried Me” donde detalla la búsqueda de su madre por 17 años, Melissa se convirtió en escritora, es esposa y madre también. https://youtu.be/WyDdjsZut8Y

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *