Después de un viaje misionero mormón de dos años, Micah Wilder se dio cuenta que estaba equivocado sobre todo lo que había del mormonismo, por lo que ha dejado la Iglesia de los Santos de los Últimos Días y ha aceptado a Jesucristo como su Salvador. Micah creció siendo educado en la creencia de que creer en Jesús era sólo el primer paso y que para ir al cielo uno debe ser mormón y cumplir con muchas reglas y hacer una serie de acciones para la iglesia y los demás, por lo que siempre buscaba la oportunidad de llevar a otros a su religión. Con una sede en Orlando, Florida, Micah quería que más personas se convirtieran en mormones, sin embargo Orlando es una zona donde predomina el evangelio y está basada en la Biblia. «No entendía esto en ese momento y era un poco ingenuo como joven misionero mormón. Pero estaba convencido de que iba a llegar a Orlando y convertir a todos los que viera y ser el mejor misionero de la historia». compartió Micah. «Y así llegué allí y estaba siendo muy celoso en convertir a otros a mi fe. Y montando mi bicicleta y llamando a las puertas», agregó. «Me entusiasmé un poco… y de hecho intenté convertir a un ministro bautista y a toda su congregación a la iglesia mormona, ¡en lo que no tuve éxito, por cierto!», explicó Micah. Pero Dios cambió el rumbo de esa historia, al usar al mismo ministro bautista para cambiar las creencias de Micah y hacerle cuestionar todo lo que le habían enseñado en el mormonismo. «El evangelio que estaba enseñando en la iglesia mormona no era el evangelio de Dios. Los mormones no creen en el sacrificio suficiente que Jesucristo hizo en la cruz». dijo Micah. Así que en lugar de convertir a otros en mormones, Micah aceptó a Jesucristo. Y pronto también creyó su familia y su amigo y compañero de banda de Adam’s Road, Joseph Warren. https://youtu.be/r0mckI8Xfl8

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.